Ramadan Do’s & Dont’s

Empezamos la nueva serie “Expat Tips” compartiendo y desmitificando las particularidades del Sagrado mes de Ramadán, que en este año fue del 1 al 29 de Agosto.

La Luna en cuarto creciente, tomada casualmente un 25 de Diciembre de ahora hace 8 años. El aire espiritual y familiar del Ramadán me ha recordado muchísimo al de las Navidades. La reja está también por casualidad, pero no me parece del todo una mala metáfora...

Primero de todo, explicar que en el calendario musulmán la duración de los meses corresponde a un ciclo lunar. Esto son más o menos 28 o 29 días, y el mes empieza en cuanto la Luna está por primera vez en su fase de cuarto creciente (en forma de “D”). Esto significa que el Ramadán se adelanta unos 10 días cada año respecto el calendario gregoriano. A esto hay que añadir que el Ramadán empezará en diferentes fechas según el país y su posición en la Tierra. Además, el día de comienzo o de final del Ramadán no se sabe con certeza hasta que no se tiene prueba de que la luna haya aparecido de nuevo después de la Luna nueva.

Desde mi punto de vista, el mes del Ramadán es para la población musulmana lo más social y espiritualmente parecido a nuestras Navidades, en muchos sentidos: las familias se reúnen con más frecuencia, se hacen grandes comilonas, los negocios reducen su actividad (las tiendas no), el consumo se dispara (hay mega-ofertas en todas partes, desde ropa hasta coches), y la espiritualidad, la caridad y las buenas obras también se acentúan durante este periodo.

Para los extranjeros no musulmanes, algunas de las restricciones que tienen lugar en este mes pueden ser un tanto incómodas, así que muchos expatriados suelen tomar vacaciones durante este periodo, sobretodo cayendo el Ramadán en Agosto y con las altísimas temperaturas que tenemos aquí (rozando los 50 grados), pero recomiendo totalmente vivirlo al menos durante unos días, pues es superable y tiene muchos otros aspectos interesantes.

Yo no pude tener vacaciones este año, osea que me surgieron dudas muy normales, cuya respuesta os dejo en forma de lista de lo-que-no-se-debe-de-hacer (por respeto, y también accesoriamente porque así lo dice la ley) y de lo-que-sí-se-puede-y-debe- hacerse,  porque es una época única en el año que hay que aprovechar. Las siguientes son reglas para la población musulmana, pero obviamente algunas de ellas impactan también la vida del no musulmán en caso de encontrarse en cualquier espacio público (básicamente cualquier sitio menos el interior de tu casa, y no, el balcón no está incluido):

QUE NO SE DEBE HACER

  • Beber y comer en público entre la salida y la puesta del Sol: es el aspecto más ‘jodido’ del Ramadán para el no musulmán. Sin embargo hay que puntualizar ciertas cosas: i) esto no significa que el que quiera comer y beber en su casa, o bien escondido no pueda hacerlo, ii) hay muchas empresas internacionales con una mayoría de plantilla no musulmana donde eso está lejos de ser un problema iii) en cualquier caso, la mayoría de las empresas, por no decir todas, reducen sus horarios de trabajo, con lo cual el ‘sacrificio’ se reduce simplemente a desayunar bien e hidratarse un poco con total discreción por respeto a los que están ayunando. Para el que esté muy apurado, en los centros comerciales y hoteles, siempre se suele habilitar algún restaurante con una sala discreta donde sirven durante el día.
  • El fumar y los chicles: misma filosofía que el punto anterior (cigarros, shisha e hilos de plátano están incluidos).
  • Respeto por el Ramadán i el Islam: leo en una revista que un expatriado en Dubai fue multado por postear un tweet irrespetuoso (con insultos y tal) sobre el Ramadán. No comments, al que no le guste que se vaya a su casa, o como dice siempre mi madre: “allí donde fueres haz lo que vieres”, en este contexto esta regla no os fallará nunca.
  • Vestimenta, muestras de afecto y alcohol: parecido a lo anterior, digan lo que digan, leáis lo que leáis sobre las leyes, UAE es un país mucho más liberal de lo que se cree durante todo el año, pero durante este periodo es posible que no se hagan las excepciones habituales: i) no se deben tomar riesgos innecesarios del tipo vestirse de forma provocativa o muy descubierta (cosa que para algun@s es muy habitual durante cualquier otra época del año) ii) intentar ir a una tienda de alcohol sin la bendita licencia durante Ramadán es misión imposible, y mejor no intentarlo pues hay bastantes controles, y iii) ser cuidadoso con las muestras de afecto entre parejas en público.

QUE SI SE DEBE HACER

  • Comprar, comprar y comprar: al/la que le guste comprar, UAE es ya un paraíso de tiendas de por sí, pero las ofertas de Ramadán son las mejores del año, y los grandes centros comerciales abren hasta la madrugada.
  • Disfrutar de las comidas nocturnas (Iftar y Suhoor): la primera comida del día para los musulmanes (el des-ayuno) se llama Iftar, y se suele celebrar en familia o en los fabulosos buffets de los hoteles y restaurantes, la comida es espectacular y el ambiente es super festivo, hay que probar unos cuantos. Por otro lado, antes de ir a dormir, la última comida, se llama Suhoor, en varios puntos de la ciudad se montan carpas con música árabe, servicio de comida y shisha. Ambas son buenas ocasiones de probar las especialidades de la región en un ambiente especial, hay que aprovecharlas.

En fin, nada traumático ni mucho menos, por mi experiencia sólo incómodo el tema de las comidas en los primeros días, y tener que planificar los días adaptándose a los horarios de los comercios o los fines de semana en función de la luz diurna.

Ya lo veis, no sería claramente la mejor época para el que venga de turismo, y la lista de los NO’s parece substancialmente más larga que la de los SI’s,  pero es una etapa más para conocer el país y la cultura de la región.

One response to “Ramadan Do’s & Dont’s

  1. Gran explicació.
    M’agrada molt la part:
    ” leo en una revista que un expatriado en Dubai fue multado por postear un tweet irrespetuoso (con insultos y tal) sobre el Ramadán. No comments, al que no le guste que se vaya a su casa, o como dice siempre mi madre: “allí donde fueres haz lo que vieres”, en este contexto esta regla no os fallará nunca.”
    A veure si tothom que canvi de lloc de residencia o aplica!!!

Escribe tu respuesta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s